Buscar
  • info436955

La importancia de alimentar bien al cerebro

La alimentación es un aspecto fundamental en la vida de cualquier persona, más aún de los más pequeños que están en continuo desarrollo y formación. Nuestras funciones cognitivas, nuestro desempeño físico, nuestra salud física y mental están significativamente vinculadas a lo que ingerimos.


Ya sabemos que existen alimentos para el cerebro que pueden potenciar algunas de sus funciones y es importante seguir una dieta variada, en la que abunden frutas y verduras, alimentos ricos en Omega 3 y 6, etc. con una buena hidratación. Otro aspecto fundamental es realizar cinco comidas al día, sin saltarnos ninguna.


El cerebro, en condiciones normales, se alimenta exclusivamente de glucosa y al realizar comidas menos abundantes y más frecuentes nos aseguramos de que esté continuamente nutrido, junto con otros hábitos de vida saludables, como hacer ejercicio físico regularmente, tener y disfrutar del ocio y disponer de buenas herramientas para gestionar y combatir las emociones negativas como el estrés, la ansiedad...


Un cerebro bien nutrido rinde mejor en momentos de fatiga, está más atento, se concentra mejor y es capaz de realizar de una manera más eficiente sus funciones básicas diarias, qué decir que permite obtener un rendimiento académico mayor.

Algunos ejemplos de alimentos que mejoran el funcionamiento cerebral son:


- Semillas de calabaza: (ZINC: memoria y agilidad mental).

- Mango, calabaza, zanahorias, tomates (Vit. A, Vit. C: rendimiento cognitivo, atención, memoria).

- Huevos, leche, productos lácteos... (Vit. B6, Vit. B12: memoria, y desarrollo cognitivo en general).

- Plátanos, naranjas, cereales, cacahuetes, multitud de verduras... (Vit. B9, Vit. C: preservación de las funciones cerebrales y agudeza mental, atención y memoria).

- Frutos secos: nueces, avellanas, almendras, pistachos... (Vit. E, Vit. B1: memoria, mejora el funcionamiento cerebral general).

- Pescado Azul: boquerones, sardinas, caballa, salmón... (Vit. B12, Vit. D, omega-3: agilidad y fluidez mental, memoria, capacidad de resolución de problemas, buen estado de ánimo, concentración).

- Cacao: cuanto más puro mejor. Para los más peques, en polvo (estimula el aprendizaje).

- Frutos Rojos: moras, frambuesas, fresas, arándanos (antioxidantes, Omega-3, potasio, fibra, Vit. C, Vit. E, Vit. B, calcio, hierro, magnesio: memoria, aprendizaje, control del estrés, mejora la concentración, atención).

26 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo