Buscar
  • DPsico

LA EXPRESIÓN ARTÍSTICA EN PSICOEDUCACIÓN Y PSICOTERAPIA

La expresión artística cuando forma parte de un programa de reeducación psicoeducativa, especialmente en niños con DEAs (Dificultades Específicas de Aprendizaje), al igual que cuando forma parte de una intervención psicoterapéutica, reporta múltiples beneficios a quien lo practica:


1) Ayudando a paliar el fracaso escolar

2) Disminuyendo el impacto que tienen las consecuencias negativas asociadas a TDA-H

3) Mejorando la conciencia y comprensión de las distintas emociones etc.


No es de extrañar que el arte y sus distintas formas de expresión hayan estado presentes en nuestra historia desde el origen de los tiempos. A todos nos viene a la cabeza Atapuerca y los restos de las pinturas rupestres de nuestros antepasados los Neandertales, ¿verdad?.


El arte nos permite adentrarnos en lo más hondo de nosotros mismos, nos permite identificar y explorar nuestros yoes, interconectando e integrando las tres esferas que nos componen como seres humanos: la esfera emocional, la corporal y la mental, por ello, no podemos prescindir de él.


En psicoeducación y en psicoterapia empleamos recursos de las artes plásticas con objetivos reeducadores y terapéuticos. Recurrimos a la expresión artística con el fin de facilitar la expresión y comunicación de aspectos internos de nuestros usuarios, cuya verbalización resulta dificultosa y que de otra forma no podríamos abordar y mejorar.


Porque no todo lo que se quiere comunicar puede hacerse con la palabra, a través del dibujo, las construcciones, los collages, las esculturas con diferentes materiales (plastilinas y masas moldeadoras, etc.) se facilita la expresión y la comunicación de aquello inaccesible para el lenguaje oral.


Y lo mejor de todo es que no se requiere ningún conocimiento artístico previo para poder participar de este proceso de desarrollo y mejora terapéutica.










29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo